Skip to content

Consejos para usar guantes anticortes

guantes anticortes
Consejos para usar guantes anticortes
5 (100%) 4 votes

Cuando se habla de los mayores puntos débiles a los que se enfrentan las personas que usan los guantes anticortes , la resistencia al corte siempre encabeza la lista. Hay mucha confusión sobre lo que hace que un guante sea resistente al corte, hasta qué nivel (sí, hay niveles) de resistencia al corte es mejor.

Hemos recopilado una lista de diez consejos para elegir los guantes resistentes al corte adecuados.

No necesitas el guante mas resistente

En la mayoría de los casos, es una llamada de un gerente preocupado que busca soluciones después de una lesión, pero comprar un guante con el mayor nivel de resistencia al corte en el mercado no es la mejor manera de mantenerse seguro.

Aquí está el por qué:

Los guantes son resistentes al corte a través de fibras sintéticas como Kevlar® o Dyneema®. Estas fibras se envuelven alrededor de finos filamentos de acero o fibra de vidrio, existen varios modelos de guantes anticorte .

Cuantas más propiedades de resistencia al corte quiera un fabricante que tenga su guante, mayor será la cantidad de fibras que necesite combinar. Esto conduce a unos guantes más voluminosos.

Los guantes extremadamente resistentes al corte están diseñados para tareas muy específicas, como cambiar las cuchillas de las cortadoras en las fábricas de papel o manipular cables de acero. Los trabajos en los que el movimiento fino de las manos no es una preocupación, pero la protección contra cortes severos es primordial.

Si no se enfrenta a estos riesgos, un guante con propiedades de menor resistencia al corte le mantendrá bien protegido y le ahorrará dinero.

No confundas tu guante con un guante a prueba de cortes

Su guante no es resistente al corte. El guante de tu compañero de trabajo no es a prueba de cortes. No trate su guante como si fuera a prueba de cortes. No hay ningún guante que lo proteja de una sierra de cinta, una sierra de mesa o cualquier otra herramienta de corte accionada por motor eléctrico. No se necesita más explicación para esto, no deje que su guante le dé una falsa sensación de seguridad.

Infórmese sobre las pruebas que miden la resistencia al corte

Existen dos normas principales para medir la resistencia al corte, ANSI/ISEA 105-2016 y EN388. ANSI/ISEA se utiliza en Norteamérica y Centroamérica. La norma EN388 se utiliza, por ley, en Europa, y se utiliza comúnmente en América del Sur, Asia y Australia.

Sin profundizar demasiado en estas normas, recomendamos utilizar la norma ANSI/ISEA 105 por encima de la norma EN388, a menos que sea legalmente obligatorio, porque es un método de prueba más fiel a la realidad.

Si no está seguro de cuál es el estándar con el que se ha probado su guante, revise los iconos de su guante. Si tiene el símbolo CE con una serie de números, ha sido probado según la norma EN388.

Escoge un hilo que haga doble trabajo

Kevlar® y Dyneema® son las dos fibras resistentes al corte más conocidas del mercado. Ambos son inherentemente resistentes al corte y ambos tienen propiedades similares de resistencia al corte.

A la hora de elegir el material del hilo con el que va a trabajar, tenga en cuenta otros factores como:

  • ¿Necesita protección térmica térmica?
  • ¿Necesita protección bajo cero?
  • ¿El área donde trabajas es increíblemente caliente?
  • ¿Vas a estar sudando en el guante?
  • ¿Estás trabajando con chispas?
  • ¿Necesitarás blanquear el guante? (Pertinente para los que trabajan en la industria alimentaria)

Kevlar® tiene propiedades excepcionales de temperatura extrema. Puede resistir temperaturas de hasta 850°F y temperaturas criogénicas de hasta -320°F. También funciona bien alrededor de las chispas. Dyneema® es un tejido más transpirable que el Kevlar®, que absorbe la humedad de la piel y se siente fresco al tacto.

Cuando elija guantes resistentes al corte, asegúrese de que puedan realizar tantas tareas como sea posible para obtener el máximo rendimiento por su dinero.

Más información sobre los medidores

El hilo utilizado para hacer los guantes de punto de hilo se presenta en una variedad de grosores. Esto se mide por su diámetro, o calibre. Nuestros guantes van desde el grueso calibre 7 hasta el impresionantemente delgado calibre 21.

Cada calibre tendrá sus puntos fuertes. Por ejemplo, guantes más gruesos (de calibre 7 a 13) son necesarios cuando se necesita una mejor resistencia a la abrasión porque no se desgastan tan rápido. Los guantes más finos (de calibre 15 a 21) son necesarios cuando se necesita más destreza, como cuando se trata de piezas pequeñas.

Recuerde que los guantes son su último recurso

Las correcciones simples nunca son las mejores – WD-40 y la cinta adhesiva funcionan en un abrir y cerrar de ojos, pero no espere que se sostengan para siempre.

Los guantes (o cualquier EPP) nunca deben ser su primer método de protección. Recuerde la jerarquía de los controles: eliminación, sustitución, controles de ingeniería, controles administrativos, EPP. Antes de incluir guantes en su plan para mantener a los empleados seguros, busque formas de mitigar los riesgos y eliminar los daños del escenario.

Hilos de ingeniería

Un hilado de ingeniería utiliza dos o más componentes para hacer un hilado que es más fuerte que cualquiera de los dos componentes por sí solo. Por ejemplo, tomar una hebra de acero y envolverla con hilo de Kevlar®. Ahora tienes un hilo cómodo (gracias al Kevlar®) y muy resistente al corte (gracias a la armadura de acero).

Los hilos de ingeniería le permiten tener unos guantes increíblemente finos y resistentes a los cortes. Es como añadir barras de refuerzo al concreto; está tomando algo que es fuerte y haciéndolo aún más fuerte.

El cuero puede ser resistente a los cortes (¡pero te costará!)

El cuero no es inherentemente resistente a los cortes – es la piel de un animal, lo que significa que es tan resistente a los cortes como su propia piel.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *